Cultura

7 cosas que no son responsabilidad de un hombre inteligente

published by El Personalista

leyes-del-espejo-síndrome del espejo sapo responder-responsabilidad

Un hombre inteligente es aquel que sabe lo que quiere, es honesto consigo mismo, le gusta luchar por sus metas y no es su responsabilidad cumplir los caprichos de otros.

Es decir, él no trabaja ni se enfoca en cumplir expectativas, por esto, no acepta la responsabilidad de cosas que no le competen o que no necesita en su vida.

Muchas personas creen que su responsabilidad es hacer feliz a los demás o que necesitan esforzarse para ser valorados.

Te recomendamos:

7 tipos de personas que te impiden tener éxito

Este tipo de hombres son los mejores en la cama (según ellas)

Encuentra en el Facebook de Personalista más contenidos similares

Sin embargo, un hombre inteligente, maduro y que se respeta, tiene muy c laro que hay cosas que no son su responsabilidad.

Sí, la gente siempre va a esperar algo de él, pero si se dedica a complacer, jamás se enfocará en la persona más importante en su vida, que es él mismo.

A continuación, te decimos qué cosas debes soltar para seguir los pasos de un hombre maduro, así tendrás más tiempo para ti y tu éxito.

7 cosas que no son responsabilidad de un hombre inteligente

1. Cambiar a una persona.

Dicen que no puedes ayudar a una persona y menos cuando esta no quiere ser ayudada. No es tu responsabilidad hacerla cambiar.

Porque una cosa es brindarle tu apoyo, otra quitarle responsabilidades y otra modificarla a tu conveniencia.

Así que, no te has responsable de los problemas de otros, sobre todo, si no eres capaz de resolver los tuyos.

filofobia-fobia-lentes-rojo- se enamora buena impresión banderas rojas impresionar
Unsplash/whereslugo

2. Decir que sí para no quedar mal.

En ocasiones, decimos que sí cuando realmente queremos decir que no queremos hacer algo. Sin embargo, nos sentimos comprometidos y forzados a cumplir.

Pero no debes hacerte responsable de cosas o problemas cuando no quieres y no puedes. Un hombre inteligente reconoce sus capacidades y límites. 

Así que, no te aferres a quedar bien, porque a veces, un no te abre más puertas que un sí.

3. Ser fuerte todo el tiempo.

Si tienes la capacidad de ser resiliente y enfrentar las adversidades como nadie, y eso está bien.

Lo que no es que finjas que eres fuerte o que debas serlo en todo momento porque otra persona te necesita y debes rescatarla.

Al final, estarás reprimiendo tus emociones y quitándole capacidades para resolver sus propios problemas.

4. Rehabilitar a las personas.

Tal vez, creas que ayudas y les brindas tu apoyo para que sigan adelante, pero querer rehabilitarlas o salvarlas de cualquier situación, no es lo más inteligente.

Porque al final, no solo buscarán tu ayuda, también se aprovecharán de esta y te harán creer que es tu obligación estar ahí para ellos. 

5. Cumplir expectativas.

Siempre te encontrarás con personas que quieren que logres ciertas cosas o que cumplas aquellos sueños que no pudieron.

Sin embargo, no es tu responsabilidad cumplir con sus expectativas. No importa si creen que es lo mejor para ti o tu familia y pareja son quienes lo piden.

En todo momento debes cumplir con tus propias expectativas y si fracasas en ellas, debes tener presente que no es el fin del mundo, sino una nueva oportunidad de hacerlo mejor.

6. Fingir que estás bien.

Nunca debes aparentar algo que no tienes y que tampoco quieres en tu vida. No importa si incómodas a los demás.

Ser vulnerable, mostrar tus sentimientos o expresar que no estás bien, es parte de ser humano y algo que hace un hombre inteligente.

Porque ocultarlo no te ayudará en nada, pero si te das prioridad, podrás cuidarte y valorarte como te mereces.

7. Abandonarte.

Tal vez, creas que debas dejar tu vida a un lado para salvar la de alguien más, pero te equivocas.

Un hombre inteligente jamás se abandona para ser un salvador. Sí, le tiende la mano a quien lo necesite, pero siempre se ve como una prioridad.

Porque sabe que él no es responsable de las acciones de otras personas y que abandonar todo por salvar a otro puede ser un movimiento incorrecto.

Sobre todo, cuando la otra persona juega el papel de víctima y quiere todo de una forma fácil y sencilla.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

published by El Personalista