Estilo

Los 6 mejores trucos para cuidar tu cabello chino ¡al fin!

published by El Personalista

trucos-cuidar-cabello-chino luchar potencial un manipulador engañarte manifestar

Tener el cabello chino es realmente difícil: no es apto para todo tipo de cortes, se deshidrata con facilidad, se enreda muchísimo más y nos hace sentir inseguros cuando no lo sabemos llevar.

¿Te ha pasado?

Si tienes el cabello chino, en El Personalista te damos algunas soluciones para que lo cuides y lo cortes como se debe:

¡Checa y ponlos en práctica!

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:

7 trucos para verte más delgado (¡realmente funcionan!)

Éxito es saber callar en el momento oportuno (o al menos en estas situaciones)

1. Usa un peine africano (también sirve uno con cerdas muy separadas) para desenredar.

Es ideal para cabello cabello ondulado o rizado. Sirve para desenreda y darle forma al pelo de manera sencilla y sin encrespar el cabello.

2. Aléjate de los cortes de cabello rectos.

El cabello chino necesita un corte en capas, que le deje forma, le otorgue movimiento y haga destacar los rizos.

Recuerda que los cortes rectos hacen que tu rostro se vea cuadrado o triangular, muy ancho, y esto no te favorece.

3. Usa productos especiales para cabello chino.

Lo ideal es usar productos especiales para cabello chino; sobre todo aquellos de hidratación profunda.

Un dato: lo mejor es elegir champú de contenido transparente (suelen ser más saludables y naturales), y colocar un baño de crema al menos 1 vez a la semana.

4. No vayas a la cama con el cabello mojado.

No sólo porque las fibras de tu cabello no absorberán los nutrientes, sino también porque se romperá y amanecerá rebelde y esponjado.

5. Hidrata las puntas de tu cabello.

Usa un sérum o aceite de coco en las puntas, de manera que parezcan más definidas e hidratadas. También te ayudarán a controlar el volumen.

Elige un sérum de buena calidad, que también proteja tu cabello de los rayos del sol y contaminantes.

Aplícalo con el cabello ligeramente mojado.

6. Cepilla tu cabello dentro de la regadera.

Lo ideal es que puedes desenredarlo más fácilmente y evites partirlo lo menos posible.

Además, una vez lo tengas desenredado, péinalo varias veces para que se active la circulación sanguínea y también los nutrientes de los productos usados para cuidarlos.

Mira este video.

published by El Personalista