Cultura

¿Tienes un mal jefe?… Te ayudamos a identificarlo y a lidiar con él

published by El Personalista

lidiar-mal-jefe

Si llevas un par de días o incluso meses pensando en salirte de tu trabajo, lo más probable es que sea por culpa de tu jefe.

Tal vez, no lo creas así o solo sea un motivo más para no sentirte a gusto en tu trabajo. Sin embargo, expertos aseguran que el 85% de las renuncias se deben a tratar con un mal jefe.

Te recomendamos:

Las 15 mentiras que más dicen las mujeres y tú te crees… ¡Bro, date cuenta!

5 consejos para llevar el color lila con mucha actitud… ¡Atrévete!

No debes renunciar a tu trabajo e incluso a tus sueños, solo para complacer a tu jefe, no permitas que sea dueño de tu vida, aunque él sea la persona al mando, no puede tratarte mal.

Aquí encontrarás las 7 señales que identifican a un mal jefe y cómo puedes llevar la relación con él:

1. No es un líder.

No es una persona que inspire respeto debido a su sabiduría o trabajo, es respetado porque todo el mundo le teme, es alguien que solo piensa en él.

*Olvídate de ser un lame botas, enfócate en aprenderle lo que no se debe hacer en un trabajo, así evitarás ser como él.

2. Habla mal de sus empleados.

Cuando no está alguno de sus colaboradores, se dedica a despotricar sobre su trabajo, sin embargo, cuando está presente se desvive en halagos.

*Lo más probable es que haga lo mismo cuando tú no estés. Evita hablar mal de tus compañeros o de tu vida. Así no le darás más cuerda para que hable mal de otras personas en frente de ti.

Lo mejor es alejarte de ahí de forma cortés, diciendo que tienes trabajo pendiente.

3. No se preocupa por las personas.

Para un mal jefe lo único que importa son las ganancias, cuánto puede sacar de su cliente, sin importar la calidad del trabajo.

*Nunca descuides a tu cliente, el día de mañana, él podría ser tu salvación debido a tu excelente trabajo.

4. Miente.

Un mal jefe jura y perjura que te pidió algo cuando nunca lo hizo, al final tú terminas regañado por no entregar algo que nunca te pidió.

*Si has sufrido este problema, busca un respaldo. Dale la opción de que te envié un correo de lo que necesita, así tendrás algo que justifique lo que sí te pidió y lo que no.

5. Quiere hacer lo mismo de siempre.

Renovar no es lo suyo, cree que su fórmula es la correcto y cualquier idea que aportes no sirve en lo absoluto.

*No intentes hacer las cosas a tu manera a sus espaldas, podría descubrirlo. Una opción sería pegarle en su ego y decirle que su rival o incluso alguien de un rango superior lo aprueba.

6. Roba el crédito.

Si decide aceptar tus nuevas ideas y no tienes un respaldo de que sean tuyas, las roba, al fin y al cabo, él es la persona al mando.

* Una vez más, debes tener un respaldo de tu trabajo, de lo contrario nadie te creerá.

7. Todo es urgente.

Para él todo el trabajo debería estar listo para ayer, no sabe diferenciar entre lo importante del urgente.

*Enfócate en las cosas que realmente valen la pena, lo que le dan consistencia a tu labor, que te llenen y apasionen.

Contáctanos en Facebook

Más de tu interés:

El consejo que ofrece un multimillonario a un joven profesional (¡Anota!)

15 “métodos” de ahorro que te harán ganar mucho dinero… ¿Te atreves?

published by El Personalista