Cultura

5 señales de que ya no te sientes feliz en tu trabajo

published by El Personalista

karoshi_japon / personas han llorado/ adicto al trabajo-malos-hábitos feliz con tu trabajo distraídas trabajo de tus sueños

Si tu trabajo ya no te hace feliz, ansías que llegue el viernes y odias los lunes porque tienes que volver a la rutina, es momento de buscar algo más.

Sí, renunciar o emprender puede ser algo difícil y muy arriesgado, pero te estás aferrando a un lugar que te hace infeliz.

Incluso, estás luchando por el sueño de alguien más, mientras lo que a ti te hace feliz lo dejas a un lado.

Te recomendamos:

7 «NO’s» que le abren las puertas del éxito a un hombre inteligente

Walter Orthmann es el Récord Guinness por ser el empleado con más tiempo en una empresa

Encuentra en el Facebook de Personalista más contenidos similares

Entendemos que no es tan fácil conseguir el trabajo de tus sueños, pero vivir estresado, enojado y cansado porque no estás feliz en tu trabajo, no es lo mejor para ti.

No solo porque harás mal tus actividades también te estarás apagando y agotando por algo que no vale la pena.

A continuación, te contamos sobre las cosas que delatan que ya no eres feliz ni estás a gusto en ese lugar…

5 señales de que ya no te sientes feliz en tu trabajo

1. Procrastinas.

Tu rutina se ha vuelto tediosa y cansada, porque te distraes en todo momento o te cuesta encontrar la inspiración para poder ser productivo.

Que procrastines en todo momento o que prefieras hacer otra cosa es una clara señal de que ya no estás a gusto en ese lugar.

Sobre todo, cuando haces mucho, pero sientes que en realidad no haces nada.

hombre lap top trabajo relajado trabajas más horas productivo
Shutterstock / Dmytro Zinkevych

2. Tu jefe no te inspira.

Si tu jefe parece un dictador y jamás ha sido un líder que te inspire, enseñe o apoye, es momento de renunciar.

Porque no es alguien que te brindará las herramientas adecuadas para mejorar tus habilidades.

Incluso, puede ser que no lo respetas y solo lo soportas porque no te queda de otra y esa no es una forma sana de trabajar.

3. Ya no te gusta.

Si en cuanto llegas a tu trabajo te pones de malas o te aburre, es porque ya no te gusta. No te sientes inspirado y tampoco retado.

Incluso, lo haces porque ya lo conoces a la perfección, y ahora eres un robot que solo sigue indicaciones, pero que no es feliz haciendo lo mismo de siempre.

4. Estás desmotivado.

No te gusta lo que haces y tampoco tu salario te hace sentir cómodo ni te brinda estabilidad. 

Estás ahí porque es lo que hay, pero no tienes razones para seguir adelante, solo motivos para soportar mientras llega algo mejor.

5. Te sientes atascado.

Eres un pez grande en una pecera pequeña. 

Sientes que no puedes escapar o que no has probado tus habilidades porque no te lo han permitido.

Y cuando has demostrado que puedes hacer grandes cosas nadie las ha valorado y tampoco te han dado el apoyo que necesitas.

Es momento de un cambio…

Si ya detectaste que no eres feliz en tu trabajo y que estás harto de ese lugar, es momento de poner manos a la obra.

Quejarte u odiar tu trabajo no te servirá de nada, si quieres algo mejor, debes trabajar para obtenerlo.

Si te agrada lo que haces, pero no soportas a tus compañeros o jefe, encuentra la forma de llevarte “bien” con ellos. O incluso, de tener el contacto mínimo.

Si la situación ya es insostenible, no renuncies por un impulso, busca nuevas y mejores oportunidades.

Encuentra o crea el trabajo de tus sueños, el punto es que te sientas feliz y dichoso, no harto y cansado.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

published by El Personalista