Cultura

Reglas de vida que un maestro budista japonés recomienda seguir para ser feliz

published by El Personalista

dharma-buda-budismo-karma-adharma reglas de vida

Muchas personas viven su vida a través de expectativas, estereotipos o queriendo complacer a los demás, pero no siguen reglas de vida que son muy importantes.

En ocasiones, nos aferramos en complacer a los demás y terminamos llevando una vida vacía, insignificante o que no nos satisface.

Te recomendamos:

La pregunta que debes hacerte cada mañana si quieres tener éxito en la vida

3 sencillas formas de aumentar tu seguridad

Encuentra en el Facebook de Personalista más contenidos similares

Incluso, quieren vivir a prisa o esquivando los problemas, sin embargo, solo los atraen.

Si ya no quieres estresarte con la vida, no sabes cómo enfrentar los problemas o siempre el éxito se te escapa de las manos, es momento de seguir las reglas de vida del maestro budista japonés Miyamoto Mushashi.

Conocido como el mejor espadachín de Japón y escribió algunas reglas vida, dos semanas antes de su muerte.

15 reglas de vida que un maestro budista japonés recomienda seguir para ser feliz

Cada regla te enseña a aceptar tus circunstancias en la vida, a separarte de las fuerzas externas que no puedes controlar y a sentirte cómodo con lo que eres.

Estas reglas son poderosas porque la única manera de cultivar la aceptación es a través de la práctica continua en tus acciones y en tu actitud.

Si quieres ser más feliz, tener éxito o vivir de una forma más próspera, debes seguir estas recomendaciones:

1. Acepta todo tal como es.

La aceptación es quizás la actitud más importante para superar los desafíos mentales en la vida.

Es un estado mental. No hay destino ni meta con aceptación. Es simplemente el proceso de ejercitar la mente para ser tolerante con todo lo que la vida nos traiga.

2. No busques placer por sí mismo.

Como humanos, somos más infelices cuando no estamos satisfechos con lo que tenemos y decidimos que queremos más.

Cuando buscamos placer por placer, nos ponemos en un círculo interminable de deseo que sólo se satisface temporalmente cuando experimentamos ese placer.

Pero los sentimientos no duran para siempre. Y antes de que te des cuenta, estarás de vuelta deseando de nuevo.

3. No dependas en ningún caso de un sentimiento parcial.

Los sentimientos no duran para siempre, las emociones son pasajeras. No serás feliz todo el tiempo, y querer serlo sólo te hará infeliz.

4. Piensa ligeramente en ti y profundamente en el mundo.

Cuando piensas demasiado en ti mismo, amplificas tu ego y tus inseguridades.

En otras palabras: Sé humilde, no te tomes demasiado en serio y concéntrate en ayudar a los demás.

5. Despréndete del deseo.

El budismo dice que el deseo conduce al sufrimiento. Porque cuando estás deseando, estás insatisfecho con lo que tienes ahora mismo.

Y cuando consigues lo que quieres, esto te lleva a un círculo interminable de deseos.

Si puedes olvidarte de la idea de querer, podrás aprender a estar cómodo y agradecido por lo que tienes ahora mismo.

6. No te arrepientas de lo que has hecho.

El arrepentimiento es una emoción inútil, ya que, no puedes cambiar lo que ha pasado.  Puedes aprender de lo que pasó, pero eso no implica experimentar arrepentimiento.

7. Nunca seas celoso.

Si lo eres, esto significa que eres inseguro contigo mismo, porque tienes envidia de alguien más.

En cambio, mira dentro de ti mismo y sé agradecido por lo que eres y por lo que tienes.

8. No entristezcas por la separación.

Duele separarse de alguien con quien quieres estar. Pero ponerte triste no te ayudará a ti ni a ellos.

A veces sólo necesitas apreciar lo que tienes, no lo que pierdes.

9. No te quejes ni seas resentido.

Quejarse sin acción no te ayuda a lograr nada. Sólo sirve para aumentar tu energía tóxica.

No dejes que lo que otras personas hacen te afecte a ti también. No tienes el control de lo que hacen, pero tienes el control de cómo reaccionas ante lo que hacen.

10. No te dejes guiar por el amor ni por la lujuria.

No es bueno perseguir emociones que no duran para siempre y que sólo te darán satisfacción temporal.

Se trata de no dejarte llevar por los impulsos, sino de pensar antes de actuar.

11. No te aferres a posesiones que no necesitas.

Es fácil llenarse de basura que no necesitas. Pero si no está beneficiando tu vida, deshazte de ella.

Lo que necesitas es más espacio y un pensamiento más claro. No más cosas.

12. No sigas creencias que no te benefician.

Sigue tu propio sentido común. Haz lo que tenga sentido para tus propios valores, no lo que piensen los demás, decide por ti mismo.

Sabes lo que está bien y lo que está mal. No necesitas que nadie más te lo diga.

13. No busques poseer bienes.

¿De qué te servirán cuando te hayas ido? Recoge sólo lo que sea útil. No pierdas el tiempo.

14. Preserva tu honor.

No hagas nada con lo que no puedas vivir durante el resto de tu vida. Tus acciones te definen a ti, no tus creencias.

15. Sigue tu camino.

Mantente humilde, haz lo correcto y siempre sigue aprendiendo y creciendo.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

published by El Personalista