Cultura

7 rasgos que distinguen a un hombre honorable

published by El Personalista

traje rayado-trajes que debes tener hombre honorable exhibe

Un hombre honorable es amable, genuino, respetable y empático, no espera una recompensa por actuar de esta forma, simplemente le gusta dar lo mejor de sí a todo el mundo.

Muchos quisieran ser como él, pero pocos pueden lograrlo. Debido a que todos tienen virtudes, pero las utilizan de forma egoísta.

Te recomendamos:

¿Te coquetea o solo es amable contigo? Estas señales te lo dirán

5 características (no físicas) que te convierten en un hombre atractivo

Sin embargo, si sueltas el narcisismo, te concentras en ser una mejor persona por tu bien y no por complacer a otros, podrás ser un hombre honorable.

Es momento de hacer cosas sencillas, pero significativas para llevar tu vida a un mejor camino. Si quieres ser un hombre honorable y respetable, debes poseer estas cualidades:

7 rasgos que distinguen a un hombre honorable

1. Sé la persona que dices ser.

Sí, es muy fácil hablar y decir que tienes todo o que eres el mejor hombre del mundo, pero es muy diferente demostrarlo.

Cuando se trata del honor, es más importante ser auténtico. Muéstrale al mundo quién eres realmente, incluso si tienes defectos.

Lo importante es que seas real y no finjas ser algo o alguien que no eres.

2. Más actos y menos palabras.

Si dices que vas a hacer algo, necesitas respetar tu palabra y promesas.

Si constantemente te retractas con respecto a tus planes o no apoyas a aquellos que te dieron la mano y prometiste devolverles el favor, jamás serás honorable.

Todas la mentiras inofensivas te hacen menos confiable a los ojos de los demás.

3. Preocúpate por otros.

La gente honorable muestra su amor profundo por los demás a través de sus acciones.

Si las personas en tu vida no saben que pueden contar con tu apoyo, es tiempo de empezar a demostrárselos.

Actuar de manera honorable no se limita solo a ayudar quienes conoces y quieres. Es importante que salgas de tu burbuja y ayudes a otros.

4. Deja atrás los motivos ocultos.

Si eres honorable, ayudarás a las personas porque te importan y no esperarás que te paguen por eso.

Cuando realices una acción amable, no debe haber ningún interés de ganancia personal tras de ella.

Piensa en las decisiones que tomas todos los días y determina qué es lo que las impulsa.

Solo tú sabrás si tus interacciones están manchadas con motivos que no quieres que otros vean.

5. Esfuérzate en conseguir lo que quieres.

¿Quieres un carro nuevo, un mejor puesto, emprende o una relación estable? Te mereces todo esto, pero no uses atajos para conseguirlo.

Es mucho más fácil tomar el camino corto, pero usualmente te obligará a lastimar a alguien y si lo eliges con frecuencia, tendrá efectos contraproducentes.

Si quieres algo, esfuérzate por conseguirlo; esa es la opción honorable.

6. No mientas.

La honestidad y el honor van de la mano. Esfuérzate por decir siempre la verdad, se trate de tus propias intenciones o de una situación externa.

Sin duda algunas veces te sentirás incómodo, podrías hacer que otras personas se enojen contigo o podrías herir a alguien.

No obstante, los demás apreciarán que digas las cosas como son en vez de suavizarlas.

7. Discúlpate y perdona.

Una parte de ser honorable es reconocer el efecto que tienen tus palabras y tus acciones en los demás.

Tienes la capacidad de ayudar y de herir a la vez. No juegues con las emociones de los demás para obtener lo que quieres.

Es fácil hacerlo sin siquiera darse cuenta, así que trata de ser más consciente del impacto que causas.

Pide perdón cuando hagas algo malo y, cuando te toque, perdona los errores.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

published by El Personalista