Cultura

Todo lo que no te dijeron de trabajar por los sueños de otros

published by El Personalista

karoshi_japon / personas han llorado/ adicto al trabajo-malos-hábitos feliz con tu trabajo distraídas trabajo de tus sueños

Muchas veces, apoyamos a nuestros amigos y jefes a que logren sus sueños, pero esto podría ser perjudicial para nosotros.

Porque mientras vemos que ellos llegan a la cima, nosotros nos quedamos a mitad del camino o ni siquiera estamos en él.

Y con esto no queremos decirte que dejes de apoyar a otros en sus sueños o que les reclames algo que tú decidiste hacer.

Te recomendamos:

La reflexión que te ayudará a no darte por vencido (aunque todo parezca perdido)

5 cosas que demuestran que estás madurando

Encuentra en el

Facebook de Personalista más contenidos similares

Lo que queremos es que veas que necesitas darte prioridad en tu vida, luchar por lo que tú deseas, porque tus sueños también son importantes.

Que solo te enfoques en los sueños de otros y te dejes a un lado, solo te hará ser el bueno (o tonto) que se dejó en el olvido y que no hizo nada por su éxito.

Sí, serás un gran amigo y persona, pero al final no estarás satisfecho con eso, antes de seguir dejándote a un lado por las metas de otros, necesitas saber esto:

Todo lo que no te dijeron de trabajar por los sueños de otros

1. Estarás inconforme.

Sí, te gusta ayudar a otros y brindarles tu apoyo, pero cuando veas que otros ya lograron sus metas, tú sentirás que no estás a su nivel.

Te sentirás inconforme con tu vida y creerás que no tienes el talento para lograr lo mismo que tus amigos o compañeros de trabajo.

Sin embargo, no te das cuenta de que no lo hubieran logrado sin tu ayuda. 

Unsplash

2. Sentirás que jamás será tu turno.

Verás como todos los demás lo logran y se superan, pero tú no puedes o creerás que jamás llegará ese momento para ti.

Y esto podría ser verdad, porque te estás enfocando en ayudar a otros, pero no te ayudas a ti mismo a salir adelante.

3. Creerás que no tienes lo suficiente.

Muchas veces, la inseguridad y el miedo te hacen creer que no puedes o que no tienes el talento suficiente para lograr tus metas.

Por esto, te enfocas en ayudar a otros que tienen más posibilidades que tú.

Y esto quiere decir que te estás convirtiendo en tu peor enemigo y que te estás saboteando porque no estás confiando en tu talento.

4. Jamás serás el número uno.

Trabajar por los sueños de otras personas te hará sentir que no podrás ganar y menos brillar.

Porque alguien más ya lo logró y a ti te tocará ser el segundo o quinto lugar.

Sin embargo, no te estás dando cuenta de que tus sueños también son valiosos y diferentes, y si te lo propones, puedes trazar tu propio camino y ser diferente a los demás.

5. No recibirás el mismo apoyo

Habrá personas que valoren tu ayuda y otras que ni siquiera te den un agradecimiento. Sí, tú te sentirás dichoso porque pudiste apoyar a alguien cuando más lo necesito.

Lamentablemente, eso no quiere decir que todas las personas te brinden lo mismo y tampoco que estén de la misma manera en la que tú estuviste.

6. Te sentirás bien, pero no serás feliz.

Sí, estás ayudando a que otras personas cumplan sus sueños, pero en el camino te estás dejando a un lado.

Eres una buena persona y estás dando lo que eres, sin embargo, no te sentirás dichoso con el lugar que tienes en tu vida.

Porque siempre serás visto como la persona que ayuda, pero que no triunfa.

7. Perderás tiempo, talento y amistades.

Trabajar por los sueños de otros no te garantiza que después hagan lo mismo por ti y tampoco que se queden a tu lado.

Algunas personas solo te utilizarán y te cerrarán las puertas cuando hayan obtenido lo mejor de ti.

Al final, perderás tiempo valioso que pudiste haber aprovechado en tus metas, talento porque se lo regalaste a alguien más y “amigos” que solo querían que les resolvieras la vida.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

published by El Personalista