Cultura

5 pensamientos que le harán bien a tu vida, mente, cuerpo y corazón

published by El Personalista

pensamientos-mejorar-vida-dia

Estos pensamientos le harán bien a tu mente, cuerpo y corazón. Son ideas que desde tu interior harán la diferencia para alcanzar tu bienestar.

Te puede interesar

5 formas para sentirte (MÁS) atractivo y disfrutar de ti todos los días

5 características que te harán ver que no eres del montón

Es desde nuestro interior en donde empiezan los cambios.

Si estamos pensando en hacer más ejercicio, comer más sano o dejar de procastinar, para que esas palabras se conviertan en hechos, deben ser pensamientos bien trabajados.

Te invitamos a que trabajes en los siguientes pensamientos y que así, logres bienestar en tu mente, cuerpo y corazón:

1. El descanso es parte de una vida saludable.

Es decir, procurar dormir de 6 a 8 horas es una forma de demostrarte amor propio.

Responsabilidades siempre tendremos, pero es sano tratar de encontrar la rutina que beneficie nuestras horas de sueño.

Dormir no sólo repone nuestra energía, también es una forma de cuidar nuestra salud mental, pues es durante nuestro descanso que algunas funciones mentales se consolidan.

2. Menos estrés = a mayor estabilidad.

Sabemos que el estrés es la enfermedad del siglo XXI y más allá de sus implicaciones físicas como estreñimiento o envejecimiento prematuro de las células, piensa qué tanto impacta en tu salud mental.

Si lo que te estresa no está en tus manos resolverlo, ¿para qué estresarte al respecto?

Si está en tus manos ocúpate en una solución, sino, entonces no tienes nada que hacer, el estrés es inútil.

3. Cuidar tu salud es primero.

Antes que cuidar tu peso, tu talla, tus deudas…

Tu salud es primero y recuerda que existen 10 tipos de salud, física, mental, social, sexual, alimentaria, económica, familiar, laboral, pública y ambiental.

Procúrate en todos los sentidos.

4. Si no te hace bien, entonces no.

Digamos que tienes ante ti una deliciosa rebanada de pastel, pero ya comiste y quedaste realmente satisfecho.

Cuestiónate: ¿necesito comer la rebanada? ¿Realmente la necesito porque me hace bien? ¿requieres esas calorías y azúcar en tu cuerpo?

Si ya no tienes hambre, podrías seguir de largo, pero quizá el día ha estado pesado y sientes que ese gustito podría ponerte de buenas para terminar tus pendientes.

Bien, quizá sea momento de comprar la rebanada y compartirla con alguien de tu agrado que te haga buena compañía.

Así no sufres el postre, lo disfrutas sin llevarte más calorías que las necesitas.

Comer con culpa no es saludable, así que sé consciente del porqué comes cuando comes.

Quizá puedas pensar algo similar con las personas o las emociones.
5. Tu paz no es negociable.
Si algo te cuesta tu paz es demasiado caro, en realidad, nada debería perturbarte.

Sólo tú tienes el poder de controlar tus emociones, pero si por algún motivo, alguien te roba paz, podrías ver eso como mala señal.

Estos pensamientos que le harán bien a tu mente, cuerpo y corazón, piensa en tu bienestar y trabaja para ello.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

published by El Personalista