Cultura

6 pensamientos de los japoneses que deberíamos adoptar

published by El Personalista

Si algo debemos aprender de los japoneses es su disciplina para sobreponerse a situaciones realmente difíciles: desastres naturales, devastaciones nucleares y hasta guerras sangrientas.

Todo eso, sin contar, que es una de las sociedades que ofrece mejor calidad de vida a sus habitantes, y que además registra a la población más longeva del mundo.

Entonces, si algo debemos aprender de los fuertes y valientes nipones, que sean estas 6 formas de pensar que los caracterizan:

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:

Los 9 grandes miedos que tienen todos los hombres

Guía al éxito: 10 cualidades de las personas empáticas

1. Cada acción debe estar motivada por el bienestar común.

En la cultura japonesa se considera deshonesto y repudiable obtener un beneficio a través del perjuicio de otro.

La realización y satisfacción individual sólo se logra si también se benefician a otras personas con nuestras acciones.

2. La disciplina es más importante que la inteligencia.

Ellos creen (y lo demuestran) que todo en la vida se puede lograr si somos constantes, responsables y perseverantes en nuestros objetivos.

3. Hay un interés por mejorar todo.

Los japoneses consideran que cualquier proceso o método puede ser mejorado, y ese interés por innovar les permite encontrar nuevas soluciones y perspectivas a los problemas.

4. Hay que tener prioridades en la vida.

Hay que priorizar qué actividades tienen mayor peso en la consecución de un objetivo; de manera que destinemos más tiempo a su realización y podamos alcanzar lo que buscamos.

5. La resiliencia es clave.

Los fracasos y errores son necesarios para perfeccionar nuestra técnicas y maniobras; por lo que debemos reponernos rápido de la frustración y seguir adelante.

6. El trabajo en equipo es importante.

Permite alcanzar los objetivos de manera más fácil, pues el esfuerzo es compartido; y también estimula la innovación con ideas más creativas.

¿Nos sigues en Facebook?

published by El Personalista