Cultura

7 hábitos que te convierten en un fracasado

published by El Personalista

ego-determina-éxito-fracaso-negocio buena autoestima no tengo éxito inteligentes fracasado perdido

Si por más que haces o dices hacer no lograr tener éxito, es porque tus hábitos son los de un fracasado.

Así como lo lees, estás realizando acciones que te limitan, destacan lo peor de ti o que no te llevan a ningún lado.

Te recomendamos:

Shoganai: La filosofía japonesa para seguir adelante y aceptar el pasado

7 tips para convertirte en el hombre que siempre has deseado ser

Encuentra en el Facebook de Personalista más contenidos similares

Poco a poco te estás convirtiendo en un fracasado porque no estás buscando el éxito, sino complacer a otras personas.

Es momento de que dejes de engañarte a ti mismo y veas la triste realidad, no has obtenido nada de lo que quieres, porque te aferras a hacer esto:

7 hábitos que te convierten en un fracasado

1. Haces las cosas por conveniencia.

Siempre estás buscando la forma de ganar de una forma fácil y sencilla o sin ninguna complicación.

Lo haces porque te conviene y no porque te apasione, pero esto solo provoca que lo hagas por obligación y en ocasiones hasta odio.

Y esta actitud solo provocará que te hundas en el fracaso, porque no hay amor, pasión ni constancia, solo conveniencia.

Unsplash

2. No aceptas la culpa.

En todo momento te estás justificando para no hacerte responsable de tus equivocaciones. 

Te has creído tanto tu mentira que aseguras que los demás te odian, están en tu contra o que el destino no te ha favorecido.

Sin embargo, no has hecho nada para merecer el éxito.

3. Procrastinas.

Todas las personas tienen cosas que no quieren hacer o que les incomodan, pero siempre siguen adelante, porque saben que esto les traerá frutos.

En cambio, un fracasado siempre decide dejar todo para después y cuando llega ese día, sigue retrasando las cosas para mañana o para el momento indicado.

Si sigues retrasando tu trabajo, actividades y vida, jamás tendrás éxito.

4. Vives en el caos.

No solo es tu falta de organización lo que te convierte en un fracasado, también que no tienes idea de lo que quieres en la vida.

Te dejas llevar por la corriente o por el impulso, pero nunca piensas o analizas la situación.

Pareciera que te gusta crear problemas para ver qué pasa, pero no tienes las herramientas para salir adelante o para aprender de eso.

5. Te importa mucho la opinión de los demás.

No solo quieres quedar bien con otras personas, también crees que lo que piensan o quieren de ti es la verdad y dejas de creer en ti mismo.

Incluso, pareciera que le das las riendas de tu vida sin tomarle importancia o porque crees que te ayudarán.

Cuando en realidad solo se están aprovechando de tu talento o de que estás desesperado por atención.

6. Te quejas.

Además de no aceptar tus errores, te la vives quejándote de tu situación o de que nadie te ayuda, pero tampoco te esfuerzas y tampoco pides apoyo.

Crees que puedes con todo y cuando las cosas no juegan a tu favor, te enojas y  críticas a los demás, pero no ves lo que tú hiciste mal.

Eres capaz de encontrar más problemas y desaprovechas tu tiempo en cosas que no te ayudan, cuando deberías enfocarte en tus metas y encontrar soluciones.

7. Todo es más importante.

Es decir, le dedicas tu tiempo, atención e interés a cosas banales o que no te impulsan a lograr tus metas o a ser mejor persona.

Y aquellas que sí merecen que las consideres o atiendes las dejas en el olvido.

La clave para tener éxito en tus proyectos, es mantener la atención en lo que realmente te aporta e impulsa y no en lo que te entretiene por un momento.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

published by El Personalista