Estilo

7 hábitos que te hacen perder estilo y elegancia

published by El Personalista

tienes-exito-vida-presente-hombre éxito perder calorías prospecto perder

Tal vez, creas que tu apariencia causa envidia y deslumbra a las mujeres, pero esto queda en el olvido cuando cometes acciones que te hacen perder el estilo.

Tus modales pueden demostrar que no eres tan elegante, inteligente y con porte, como tú aseguras.

Te recomendamos:

7 reglas que siempre sigue un hombre de éxito

7 mensajes que la están alejando de ti

Encuentra en el Facebook de Personalista más contenidos similares

Porque tienes hábitos que dejan mucho que desear y que solo provocan que te vean como un hombre falso que solo finge.

¡Ojo!, no se trata de que seas perfecto o que no cometas ningún error, sino que hay acciones que destacan lo peor de ti.

Y aunque las tienes muy claras sigues haciéndolas sin importar las consecuencias.

Si quieres ser un hombre con estilo, elegante y respetado, es momento de que cuides tus modales o podrías perder el estilo y hasta todo lo que has ganado…

7 hábitos que te hacen perder estilo y elegancia

1. Beber demasiado.

Una cosa es que bebas una copa de vino para acompañar tu comida o cuando estás en una reunión de amigos.

Y otra muy diferente que en todo momento se te pasen las copas y termines haciendo cosas que te avergüencen al día siguiente.

Si vas a beber hazlo con medida, alterna tu bebida con un vaso de agua y nunca te excedas.

beber-alcohol-mejores-marcas-traje-existen estás borracho tomar alcohol
Shutterstock / Alones

2. Decir groserías todo el tiempo.

No se trata de fingir que no las conoces o que no las usas, sino decirlas cuando sea el momento adecuado y no a todas horas.

Créenos que un hombre que se respeta no va por la vida mentando madres. 

Incluso, si quieres ser claro, sincero o un poco cruel, puedes decir otro tipo de palabras sin recurrir a las groserías.

3. Morderte las uñas.

Este siempre será un hábito que te hará perder estilo y elegancia en todo momento.

Entendemos que puedas hacerlo por nerviosismo o ansiedad, pero a estas alturas del camino, podrías recurrir a otras técnicas para evitar morderte las uñas.

La terapia, tener una pelota de espuma o algo que puedas apretar para descargar el estrés, pueden ser tus mejores aliados.

4. Sentarte con las piernas abiertas.

No se trata de que seas un “niño bonito y bien portado”, sino que respetes el espacio de otras personas.

Créenos que al sentarte de esta forma no demuestras poder, sino falta de educación, respeto y hasta de consideración.

5. Hablar mal de otras personas.

Aseguras ser un hombre inteligente y maduro, pero cuando te vives juzgando o criticando lo que hacen las personas a tu alrededor, demuestras lo contrario.

Una cosa es que les des tu opinión sobre su vida (si es que te la pidieron) y otra que hagas comentarios negativos y despectivos a sus espaldas.

Que no tengas el valor de decir las cosas de frente, te deja muy mal parado.

6. Ser negativo.

Sí, el estilo y la elegancia, también tiene que ver con la forma en la que ves la vida y los problemas que enfrentas.

Que te enojes, te quejes o solo te aferres al lado negativo, demuestra que no eres alguien capaz de ver más allá. Es decir, encontrar soluciones y tomar decisiones inteligentes.

Sobre todo, pierdes el estilo cuando te desquitas con personas que no fueron culpables.

7. Creer que tienes la razón.

Puedes perder el estilo y hasta inteligencia por creer que lo sabes todo o que siempre tienes la razón.

Y no es que no tengas las capacidades suficientes, sino que te sientes superior a los demás y tus modales demuestran que no estás a la altura.

Ten presente que ser un hombre temido no es igual a ser uno respetado.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

published by El Personalista