Estilo

8 errores de novato que cometes al afeitarte y dañan tu piel

published by El Personalista

Para nosotros afeitarnos es cosa de todos los días, es algo que dominamos a la perfección o al menos eso creemos.

Aunque podemos sentir nuestra piel irritada y con molestias, además de lo obvio, nuestro rostro se ve enrojecido y lastimado.

Te recomendamos:

7 tips básicos para cuidar de tu barba y lucir impecable

4 peinados para cabello largo que tienes que probar… ¡Atrévete!

Probablemente te pasa y lo ves como algo normal, pero estás cometiendo errores de novato, estas son las 8 cosas que debes dejar de hacer al afeitarte:

1. Frotas.

Para tener un cuidado adecuado de tu rostro debes evitar secar tu piel frotándola, lo mejor es dar palmaditas suaves.

2. Usas muy poca agua.

Debes usar bastante agua (debe ser caliente) para poder abrir los poros y el vello puede retirarse fácilmente, si usas poca agua y fría terminarás por irritar tu piel.

3. Lo haces muy rápido.

Te tardas menos de 5 minutos por eso de las prisas, recuerda que afeitarte es una rutina diaria que necesita su tiempo y dedicación, si lo haces de forma apurada terminarás por lastimarte.

4. Presionas.

Si tu vello fácil es rebelde y decides presionar el rastrillo contra tu piel para que salga, la lastimas, lo más probable es que no hayas colocado agua caliente antes y terminas recurriendo a este ortodoxo método.

Si no quieres irritar tu piel y que se convierta en una mancha rojiza revisa las hojas y procura colocar agua caliente antes de afeitarte.

5. Eliges lo más barato.

Lo barato sale caro, si compras la rasuradora más barata para ahorrar unos pesos terminará siendo una mala inversión. Al final esas máquinas tienen poco filo, se oxidan en poco tiempo y lastiman tu piel.

6. Ocupas una sola mano.

Te sientes un experto que cree que con una sola mano podrás afeitar tu rostro a la perfección, pero no es así. Lo mejor es usar una mano para mover la máquina a la perfección y la otra para estirar la piel.

7. “Rasuras” tus granitos.

Si llegas a tener granitos, pasas la cuchilla sin importar que la lastimes o te provoques una herida, crees que no pasa nada, pero sí. Puedes lastimarte y provocar una herida más grande.

8. Te echas mucha loción.

Lo peor es que lo haces cuando tu piel es muy sensible y después sufres los estragos, aunque sabes que al final te dolerá, no dejas de hacerlo.

¿Cometes estos errores al afeitarte?

Encuéntranos en Facebook

Más de tu interés:

10 tips para tener más seguridad a los 30… ¡Dile sí al éxito!

10 señales de que has madurado… ¡Por fin!

published by El Personalista