Sabores

Diferencias básicas entre un vino tinto, blanco, rosado y espumoso

published by El Personalista

vino copa

Estas son las diferencias de los vinos que ya deberías conocer:

Cada vez más, el vino está ganando terreno en México y está dejando a un lado a bebidas alcohólicas tradicionales como el mezcal y el tequila.

El vino llegó para ser una parte muy importante de nuestras reuniones, tanto para las cenas como para las comidas. Ya que es ideal para degustar con carnes, pescados y quesos.

Te recomendamos:

Bryan Cranston y Aaron Paul presentan su mezcal oaxaqueño: Dos hombres

La decimosexta feria de chiles en nogada llega a Puebla

A pesar de que lo consumimos de forma regular, sabemos que aún hay quien lo elige más por su precio que por su sabor (gran error), dejando a un lado cuál es el mejor para la ocasión, cosa que es muy importante.

Por esto, en Personalista queremos hacer un repaso básico sobre los vinos y para que aprecies sus diferencias.

Vino tinto:

Los vinos tintos pueden ser de color rojo, purpura, rojo pálido o rubí. En estos vinos se añade tanino que hace que el sabor sea áspero.

Los tintos le deben su coloración a los pigmentos de la uva, las más usadas son de color rojo o azul como las Tempranillo, Merlot, Malbec, Nebbiolo y Grenache.

El vino tinto se debe consumir como parte de una comida y evitar tomarse solo.

Vino blanco:

Los vinos blancos por lo general se elaboran con uvas verdes y se caracteriza por tener una tonalidad dorada. También hay vinos blancos con tonalidades en verde y amarillo.

Además de su calidad aromática, provoca una sensación de acidez al degustarlo.

Su elaboración requiere un control muy estricto en cuanto a la temperatura y de una constante remoción de los tanques de fermentación.

Las uvas verdes más populares para crear un vino blanco son: Sauvignon Blac, Verdejo, Loureira y Albariño.

Vino rosado:

Como su nombre lo dice son vinos en tonalidades rosa, se realizan con uvas rojas, pero no se dejan en contacto con los hollejos por mucho tiempo o se convertirían en tintos.

Los vinos rosados se caracterizan por ser más suaves y aromáticos, tener menos cuerpo que los tintos y tener una perfecta combinación de azúcar y alcohol.

Estos vinos poseen muy poco tanino, por lo que son ideales para beberse fríos.

Las uvas más populares que se usan para crear el vino rosado son: Merlot, Cabernet Sauvignon y Grenache.

Vino espumoso:

Los vinos espumosos son una variedad de los vinos blancos. Durante el proceso se generan burbujas para la fermentación de azucares y la creación de levaduras.

El vino espumoso más conocido es la Champaña.

Algunos tipos de vinos espumosos son dulces o semisecos. Las uvas para preparar este vino son Macabeo y Verdejo.

Ahora podrás disfrutar más de tus vinos favoritos e identificarlos perfectamente. Dominando las diferencias entre los vinos, ahora te sugerimos las siguientes notas para complementar tu formación como amante del vino:

-Guía del sabor: Vinos y quesos, las combinaciones que debes ofrecer

-Este es el vino que está diseñado para beberse con hielo

-3 cosas decisivas a la hora de elegir un buen vino (¡en la etiqueta!)

-Esta es la forma correcta de conservar un vino en casa (según expertos)

-La explicación que necesitabas para entender mejor la relación entre la copa y el sabor del vino

Síguenos en Facebook

published by El Personalista