Cultura

10 consejos para entender tus emociones y cuidar tu salud mental

published by El Personalista

cualidades-personas-mentalmente-fuertes convertir defectos fortalezas técnicas mentales buena salud mental mejorando mentalidad

Si la cuarentena, el encierro y la pandemia han afectado muchas partes de tu vida es momento de tener una buena salud mental.

¡Ojo!, con esto no queremos que te sientas bien, solo porque sí, que ocultes lo que sientes o que no dejes fluir tus emociones, sino que aprendas a cuidar de ti.

Te recomendamos:

7 cualidades que tiene un hombre íntegro

7 pasos para olvidar a quién no te supo valorar

Encuentra en el Facebook de Personalista más contenidos similares

Si en este 2021 estás sobreviviendo y no viviendo tu vida plenamente es momento de hacer un cambio importante para tener una buena salud mental.

Incluso, al decir buena, nos referimos a que empieces con lo básico, tomes fuerza y recuerdes que debes ocuparte de ti mismo, porque si tú no lo haces nadie más lo hará.

Es importante que identifiques tus emociones, las entiendas y las dejes ser, para que puedas conectar contigo mismo y con otras personas.

Y, principalmente, para que tu mente y corazón estén en armonía y se sientan tranquilos.

10 consejos que te ayudarán a tener una buena salud mental

1. Deja que tus emociones fluyan.

Muchas veces, creemos que tener una buena salud mental es igual a reprimir lo que sentimos y lo que queremos, por esto, debemos estar “bien” todo el tiempo, pero no es así.

No necesitas controlarte ni ocultar lo que sientes, permite que tus emociones salgan a la luz y liberen lo que están cargando.

Permítete conocerlas y expresarlas para que así puedas entenderlas.

2. Busca ayuda.

Ya sea que acudas con un psicólogo, hables con un amigo, se lo cuentes a un familiar, decidas buscar información en internet o escuchar un podcast.

El punto es que recuerdes que no estás solo y que siempre podrás encontrar a alguien que te entienda y te apoye.

3. Cambia el chip.

Es decir, cuando no estamos bien solemos ver las cosas de forma negativa y el vaso siempre está medio vacío.

Sin embargo, debes tener muy presente que la moneda siempre tiene dos caras, todo puede terminar en un desastre, pero también puedes encontrar la solución.

4. Duerme.

Para tener una buena salud mental y física, necesitas dormir y descansar. Es importante que lo hagas de 6 a 8 horas.

Tal vez, creas que con 4 o 5 horas basta, pero te equivocas.

Mientras más respetes tu sueño y tenga calidad, mejor te sentirás. Pensarás mejor, tendrás más energía y tus decisiones serán mejores.

5. Mantente cerca de las personas que te aman.

Si quieres tener paz y tranquilidad en tu mente, es de suma importante que cuides tus relaciones personales.

Su apoyo, cariño y principalmente respeto, te ayudarán a sentirte mejor contigo mismo, en las buenas y en las malas.

Así que, no te sientas mal de alejarte de personas que no te valoran.

6. Deshazte de la mala energía.

Una buena forma de limpiar lo que no te sirve, de controlar el estrés y de sentirte más liviano con tus emociones es haciendo ejercicio o meditando.

No es necesario que vayas al gimnasio todos los días, pero sí que te muevas. Al hacerlo podrás segregar endorfinas y serotonina, hormonas que te harán sentir mejor.

Incluso, meditar 15 minutos al día te dará un gran alivio.

7. Usa afirmaciones.

Muchas veces, nuestra mente y ansiedad nos engañan, nos hacen pensar cosas que no están pasando o lo vemos de una forma muy exagerada.

Por esto, es importante que uses afirmaciones o frases que te recuerden la maravillosa persona que eres.

Para tener una buena salud mental necesitas recordarte que no todo es negro o negativo.

8. Dedica tiempo a algo que te gusta.

Una vez al día o a la semana, dedícate a realizar una actividad que disfrutes al máximo, puede ser cualquier cosas que te imagines.

El punto es que sea algo que te relaje y te permita estar feliz mientras la realizas.

9. Cuida lo que comes.

Una dieta balanceada te ayuda a mantener el equilibrio físico y emocional.

Además, mejora el sueño y la capacidad física, fortalece el sistema inmunológico y reduce los riesgos de contraer enfermedades cardiovasculares y metabólicas.

10. Organízate.

Muchas veces, nuestra salud mental se ve afectada por nuestra rutina diaria. Nos estresamos y nos sentimos atrapados porque no logramos nuestras metas.

Por esto, es importante que aprendas a priorizar y te marques objetivos a corto, mediano y largo plazo.

La clave está en que no te enfoques solo en los actos grandes, todos valen y te ayudan a alcanzar tus objetivos.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

published by El Personalista