Cultura

7 pasos para trabajar la tristeza y cuidar tu salud emocional

published by El Personalista

beneficios-tristeza-desierto-arena-camino-reto-exito confiable escuchar

Si estás pasando momentos difíciles, no estás solo, queremos ayudarte a trabajar la tristeza para que cuides tu salud emocional.

Te puede interesar

7 cualidades que tiene un hombre que sabe tomar riesgos

¿Estás superando una traición? Esto podría ayudarte

Encuentra en el Facebook de Personalista más contenidos similares

Primero, tenemos que decir que no hay nada que solucionar, la tristeza no es un «problema», recuerda que no hay emociones «negativas» o «positivas».

Todas las emociones son válidas y tienen una misión, es sano sentirlas pero es mejor aún comprenderlas, entender por qué se presentan y la razón por la que es relevante reflexionar al respecto de ellas.

Lo que leerás a continuación tiene el objetivo de que aprendas a trabajar la tristeza.

1. Aceptar tu emoción.

Primero, acepta que estás triste, que no estás pasando por una buena racha, de nada servirá que te resistas a tus episodios de tristeza.

Estar triste es normal, eso no te hace ni menos ni más valioso.

2. Entender la lección que la tristeza llega a enseñarte.

Todas las emociones tienen algo que enseñarte, así que la tristeza está señalando algo.

Reconoce qué es aquello que te está poniendo triste y podrás saber más de ti mismo y de la etapa de vida que estás viviendo.

3. Refúgiate en lo que te da paz.

No te presiones en volver a «sentirte feliz», sólo deja que la paz llegue a tu vida.

Esto puede ocurrir más fácil si fluyes con las circunstancias, es decir, te conectas con lo que te da paz.

Si te da paz leer, agarra un libro, o si es pintar, compra un lienzo.

4. Busca apoyo psicológico.

Será más fácil para ti si recorres el camino acompañado de ayuda psicológica.

Cuando inicias un proceso psicológico empiezas una nueva forma de encontrar en tu interior las explicaciones o cuestionamientos necesarios para tu propia evolución.

Cuidar de tu salud emocional es tu responsabilidad, no la de otra persona. Tú eres dueño de tus estados de ánimo, no una persona o una circunstancia.

5. Aplica el autocuidado.

Es decir, duerme bien, come saludable, come a tus horas, báñate, sal a pasear a tu perrito, ve una de tus películas favoritas…

6. Sé paciente contigo.

No hay prisa, no quieras dejar de sentirte triste a cualquier precio.

Trabajar la tristeza es una tarea constante pero saludable para ti, si la evades o la minimizas es contraproducente.

7. Abraza tu sentir, pero suéltalo en cuanto se desprenda de ti.

Aprecia tu tristeza pero déjala ir cuando se empiece a desprender de ti. Ríe cada que puedas, duerme sin caer en llanto, permítete hacer, pensar o escribir lo que te haga feliz.

No te esclavices a tu propia emoción por gusto o por no poder concentrarte en el resto de cosas positivas que tiene tu vida.

¡La vida es muy corta! Sé feliz, poco a poco, paso a paso, a tu ritmo, pero sé feliz.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

published by El Personalista