Cultura

Así sería el mundo en el que las mujeres son físicamente más fuertes que los hombres

published by El Personalista

Shutterstock

¿Te has preguntado cómo sería el mundo si los hombres no fuéramos más fuertes físicamente que las mujeres? (Aclaro que hay ciertas excepciones, pero para funciones de este artículo vamos a generalizar).

Te recomendamos – La ropa que NO debes usar cuando vas al aeropuerto

En la mayoría de las especies animales, la regla es que la hembra sea más grande que el macho, ya que tiene la tarea de cargar con con los huevos de las crías; pero la mayoría de los vertebrados terrestres (que no ponen huevos) son la excepción a esta regla. Gracias a que tienen que nutrir a la cría, al llegar a la edad reproductiva las hembras cambian de modo de crecimiento a modo reproductivo. Esto significa que en vez de crecimiento de músculo y hueso, sus energías se van a la síntesis de grasa.

Si las mujeres se hicieran más fuertes físicamente, esto implicaría un crecimiento en sus huesos para soportar más músculo, además de que aumentarían sus niveles de testosterona. Si la sociedad hiciera caso de las leyes de la naturaleza, entonces los hombres nos tendríamos que hacer cargo de la descendencia de la especie.

Todos estos cambios afectarían a las relaciones heterosexuales, ya que las mujeres cambiarían totalmente su estrategia para negociar o atraer hombres inseguros. Por ejemplo, una mujer que siente que debe permanecer callada por miedo a opacar a un hombre inseguro podría no callarse más. Otro ejemplo es el atractivo físico. Vivimos en un mundo en el que tristemente el físico lo es todo, así que muchas veces no les queda más opción a algunas mujeres que hacer uso del suyo para salir adelante.

Pero esto está cambiando. Si pensáramos en esta inversión radical de la fuerza hace algunas décadas, los roles de género se invirtirían indudablemente, pero la realidad es que las mujeres han superado muchas veces a los hombres en logros en los últimos 50 años. La tecnología también tiene un rol importante, gracias a ésta es que las mujeres se han podido integrar a ámbitos que antiguamente eran meramente masculinos, como la manufactura o el ejército.

Cabe mencionar también que la fuerza no siempre es sinónimo de supremacía. Basta con ver el ejemplo de la esclavitud en el que personas blancas (que no son más fuertes o altas) abusan de las negras, esto debido a su control sobre los avances tecnológicos.

¡Danos Like en Facebook!

Te recomendamos:

México y otros lugares favoritos de América Latina en 2017

Ellos son guapos y famosos, pero adictos al alcohol y drogas

published by El Personalista

Relacionadas