Cultura

¿Por qué no debes consumir carbohidratos color beige?

published by El Personalista

motivos-evitar-carbohidratos-beige

Cuando tenemos intenciones de adelgazar, lo primero que se nos viene a la mente es abandonar los carbohidratos, aumentar el consumo de proteínas y vegetales, y no descuidar la ingesta de agua (menos que nunca).

Ahora bien, ¿hay que eliminar los carbohidratos por completo o hay algunos que engordan más que otros? ¿Cuáles son?

Según el programa de la BBC llamado La Verdad sobre los Carbohidratos, la próxima vez que nos alimentemos debemos fijarnos muy bien el color que tienen los carbohidratos, y seguidamente evitar aquellos de color beige.

En el programa se explica que hay 3 tipos de carbohidratos: almidón, azúcar y fibra.

Los de almidón son por lo general aquellos como el pan, las pastas, las papas y el arroz; y son los que se conocen como beiges.

Por su parte, los blancos son aquellos que se encuentran en alimentos azucarados como los refrescos, dulces y alimentos procesados y refinados, incluidos los pasteles y galletas. Algunos alimentos que se encuentran en este grupo también son beiges.

Si te interesó esta nota, te recomendamos leer:

Los 12 alimentos que debes llevar a la oficina (¡ y con menos de 50 calorías!)

5 dudas que tiene todo hombre sobre su zona íntima

Ahora, el problema de estos alimentos beiges es que se descomponen en glucosa para obtener energía, pero si comes demasiado, esa glucosa se almacena en tu cuerpo como grasa.

Entonces, según los expertos, lo mejor es optar por los carbohidratos verdes; es decir, aquellos que se encuentran en la fruta y vegetales, y están ricos de fibras.

Estos últimos son ideales para adelgazar pues son procesados más lentamente por el estómago, y también tienden a ser ricos en vitaminas y minerales que nutren tu cuerpo.

Sin contar que son buenos para los dientes y las encías, y para el intestino pues ayudan a mantener la flora intestinal.

Cuéntanos ¿sabías esto de los carbohidratos beiges?

También te compartimos algunos tips para tu dieta:

1. Reduce los desayunos que incluyan harina, arroz, papas, pasta, cereales y otros granos procesados.

2. También reduce el consumo de pan blanco o altamente procesado.

3. Reemplaza los carbohidratos por arroz de coliflor, apio, batata y pan de centeno.

4. Incluye en tus comidas estos alimentos: huevos, carne, pescado, frutos secos y legumbres.

5. Asegúrate que la mitad de tu plato sea verde o de colores vivos.

Una nota inspirada en la BBC.

published by El Personalista

Relacionadas