Salud

Proteína + ejercicio: la combinación perfecta para verte bien

published by Israel Díaz

Proteína

Consumir los nutrientes que necesita nuestro cuerpo es básico para su buen funcionamiento, eso lo tenemos todos clarísimo.

Y hacer ejercicio de manera regular es básico para mantener nuestros músculos activos y en buen estado, y para mantener un peso correcto. Eso también nos ha quedado claro durante nuestra vida.

Pero, ¿qué necesitamos comer y qué ejercicios debemos realizar para funcionar al máximo, tener buena salud y un peso ideal?

Para que tu cuerpo sea la mejor versión de sí mismo debes incluir todos los nutrientes básicos en tu dieta y nunca olvidar a las esenciales proteínas.

Las proteínas son los componentes más importantes en nuestro cuerpo. Están presentes en todas las células y participan en la formación de todos los órganos, siendo el material de construcción de todo nuestro organismo y la estructura de nuestro ADN. ¡Sin proteínas no hay vida!

¿Qué hacen las proteínas en el cuerpo?
Sus funciones son múltiples y fundamentales. Se encargan de renovar y reparar los tejidos; regulan el calor corporal produciendo energía; eliminan desechos; previenen enfermedades y se encargan de algunos procesos químicos como la creación de enzimas y hormonas.

Además, las proteínas son las responsables del crecimiento de nuestros músculos. Por eso son fundamentales para que, combinadas con el ejercicio correcto, obtengamos la mejor versión de nuestro cuerpo.

Hombre haciendo lagartija

Shutterstock / Dean Drobot

Proteína + ejercicio
Para obtener los resultados que esperas ver en tu cuerpo, necesitas consumir la cantidad y la calidad correcta de proteínas y hacer cierto tipo de cardio y fuerza.

Existen dos tipos diferentes de aminoácidos: los esenciales y los no esenciales. Los aminoácidos no esenciales son aminoácidos que tu cuerpo puede crear por sí mismo. Los aminoácidos esenciales son los que no pueden ser creados, y por lo tanto, la única forma de conseguirlos es a través de los alimentos o de un suplemento alimenticio adecuado.

La proteína no sólo ayuda a tu cuerpo a hacer músculo, sino que también juega un papel importante en la pérdida de grasa. Además de ayudar a preservar la masa muscular, la cual se pierde fácilmente cuando disminuyes el consumo de calorías, las proteínas también te ayudan a controlar el apetito, lo que hace que te sea más fácil seguir una dieta.

Las mejores fuentes de proteínas son las de origen animal como el huevo, la carne, el pescado y las aves. También existen fuentes vegetales (soya, algas) que, aunque contienen menor cantidad, también benefician a nuestro organismo.

Proteínas

Shutterstock / Syda Productions

Lo ideal es consumir algo de proteína una hora antes del ejercicio y luego más inmediatamente después de haber terminado tu rutina, para reparar los tejidos y que se forme el músculo que estamos buscando. Si realizas una actividad física de manera regular, deberías estar consumiendo dos gramos de proteína por cada kilo de peso corporal.

Ahora, el tipo de ejercicio también es importante. Si realizas una actividad física todos los días, asegúrate de que la distribución sea más o menos así: 40% del tiempo dedícalo a hacer cardio y el 60% a fuerza y resistencia (pesas).

Con esta distribución tendrás el mejor rendimiento de las proteínas que ingieras y verás resultados en menos tiempo.

Si no estás seguro de estar consumiendo los nutrientes y las proteínas que tu cuerpo necesita, lo ideal es que consideres incluir un suplemento alimenticio en tu dieta que te garantice una dosis básica de vitaminas, minerales y proteínas.

published by Israel Díaz